💡 China ha construido la planta solar en el agua más grande del mundo

La compañía Sungrow Power ha construido la planta solar en el agua más grande del mundo sobre una antigua ciudad minera.

La provincia de Anhui, al oeste de Shanghái, es pequeña en comparación con las enormes regiones de Tibet o Xinjiang. La tierra allí es un bien preciado. Y es que pese a estar cerca de la costa y de grandes centros industriales, la agricultura es una parte esencial de su economía. La otra es la explotación de recursos naturales, como el carbón, el hierro o el cobre. De ahí que la decisión de construya una central solar, extensa en superficie, no goce de popularidad. A no ser que se instale en el agua.

Precisamente así lo ha hecho la compañía Sungrow Power, que ha construido la mayor planta solar sobre el agua en Anhui. Se trata de una central flotante, con una capacidad de 40 MW. El proyecto ya está terminado y las instalaciones ya producen energía.

Lo curioso del asunto es que la central de Sungrow Power se ubica encima de una ciudad minera inundada. Cuando esta población se encontraba a pleno rendimiento salía carbón de sus minas para empujar el crecimiento industrial chino. Ahora, en cambio, sobre las aguas se captará energía solar para producir energía limpia.

Esta producción será necesaria, un granito de arena, para lograr en 2030 el objetivo de que el 20% de la energía de China provenga de combustibles no fósiles. Y es que el gigante asiático es uno de los estados más contaminantes y contaminados a nivel mundial. Ya es común ver imágenes de viandantes con mascarilla paseando por las calles de las grandes ciudades chinas.

Aunque lo verdaderamente importante aquí es el concepto. El hecho de que la planta solar se encuentre en el agua no obliga a ocupar tierra cuando para construir unas instalaciones de este tipo. Así, no hay que sacrificar el potencial que el territorio tenga para la agricultura , por ejemplo.

Sungrow Power

En Japón también han utilizado la instalación de centrales solares en el agua para evitar la ocupación de terreno. El país del sol naciente no puede permitirse estas grandes superficies teniendo en cuenta su superpoblación y su escasez de tierras. En sus planes entra el establecimiento de 30 centrales solares, cada una de ellas aproximadamente con una potencia de 2 MW.

Estos sistemas tienen una ventaja añadido. Como comentó un portavoz del gobierno chino sobre la central de Sungrow Power, la generación de electricidad mejora debido a la refrigeración natural de que dispone la planta.

Imágenes: ericvery, EWU IT Design & Dvelopment

Commentarios