💡 El diseñador de Ferrari crea el tren más impresionante y lujoso del mundo

¿Qué ocurre cuando el creador de algunos de los coches más caros del planeta se hace cargo del diseño de un tren? Que idea esta maravilla exclusiva para 34 pasajeros.

Ken Okuyama, más conocido por ser uno de los diseñadores de cabecera de la marca de coches italiana Ferrari, ha sido el encargado de crear el nuevo tren crucero de lujo que la firma japonesa East Japan Railway quiere poner en funcionamiento el próximo 2017.

El gurú más arriesgado del mundo automovilístico cumple con los deseos de los viajeros más exigentes con un medio de transporte de alto standing muy parecido al que ya recorre las vías japonesas con gran éxito: el Cruise Train.

Este nuevo transporte tendrá capacidad máxima para 34 pasajeros y contará con diez vagones compuestos por cinco suites normales, una de lujo, dos vagones de observación con paredes de cristal, un vagón restaurante y un salón para amenizar las veladas de los invitados.

Según explicó la compañía, Okuyama quería que los pasajeros apreciaran «el fluir el tiempo y el espacio», mientras los paisajes japoneses se colaban en sus vistas a través de las cristaleras de última tecnología y totalmente transparente del primer y último vagón. En ellos habrá un sofá alargado en el centro para que los afortunados pasajeros puedan disfrutar de las vistas de Asia como nunca antes lo habían hecho.

Los muebles que equipan las suites expresan la nobleza de la tradición japonesa a la vez que conjugan guiños a los árboles centenarios de su cuidada naturaleza.

Todas las habitaciones cuentan con un baño privado con ducha pero sin duda la más atrayente para el viajero es la de gran lujo que puede albergar hasta a cuatro personas dividas en dos niveles. En la parte inferior, dos camas dobles ocupan el espacio, mientras que en el piso superior, un comedor tradicional japonés hará las delicias de los amantes de esta cultura milenaria.

El tren será capaz de movilizarse en vías eléctricas y no eléctricas para adecuarse a las infraestructuras del país. El precio del billete rondará los 1.200 euros por persona para estancias de dos días. Aunque para subirse a él todavía tendremos que esperar hasta la primavera de 2017, que será cuando comience a circular por Japón tras un año de construcción y un desembolso de 40 millones de euros que la empresa ha puesto en las manos del que fuera diseñador principal para la multinacional General Motors.

Commentarios